Ayuda a Pakistán

Acciones de Familias Nuevas - AFN

Acabamos de recibir esta información de AFN (Acciones de Familias Nuevas), asociación de Utilidad Pública, con la que hemos colaborado en diversos proyectos solidarios; Tifones de Filipinas, Terremoto en Haití...

Desde ACLF Aljucer, Francisco Sánchez Abellán también en esta ocasión lo haremos invitando a darle la mayor difusión posible y agradeciendo de antemano la ayuda económica.

Queridos amigos:

Desde hace un tiempo algunas personas nos han preguntado si se estaba haciendo algo para ayudar a Pakistán. El periodo de verano y las dificultades de comunicación no nos han permitido enviaros antes esta información.

Aunque en la información que adjuntamos aparecen cuentas bancarias italianas, las personas que deseen ayudar desde España, pueden hacerlo a través de AFN recordando que las donaciones a través de esta asociación, declarada de Utilidad Pública, son deducibles en la declaración de la renta. Si alguien desea obtener el certificado correspondiente, debe enviar sus datos fiscales (nombre, domicilio y NIF), a nuestro domicilio o ponerse en contacto con nosotros.

Gracias por todo lo que podáis hacer para difundir esta información.

Acciones de Familias Nuevas (AFN)

Cuenta corriente: La Caixa – 2100 1748 94 0200131988

Concepto: Aluviones Pakistán

C/ Espino, 2 (Urb. Los Peñascales) – 28250 Torrelodones (Madrid)

Email: secretaria@familiasnuevas.org – Web: www.familiasnuevas.org

http://www.focolares.es/es/documentacion/1009aluvionespakistan.html

http://www.focolare.org/articolo.php?codart=7584&lingua=ES

AFN - Acciones de Familias Nuevas

ONGD - Declarada de Utilidad Pública

Familia Sánchez-Contreras

C/ Espino, 2 - Los Peñascales

28250 - Torrelodones (Madrid)

Tel./Fax +34 916303892

www.familiasnuevas.org

 

 

Pakistán, los números de la tragedia

Una extensión inmensa de fango, inundada por las lluvias monzónicas: así se presenta en estos días Pakistán, sobrevolando el país en avión. Un reportaje de nuestros corresponsales en Rawalpindi

23/08/2010

 

violencia género 07

 

Los aluviones que han afligido Pakistán durante este mes de agosto han provocado un gran dolor al país y a este pueblo que ya ha sufrido mucho en estos años.

Aparte de los graves problemas que afligen de forma crónica a Pakistán, una de las dificultades que por lo general se encuentra es la falta de agua, esencial para la agricultura (que representa la cuarta parte de la economía pakistaní) y para la electricidad. El año pasado, por ejemplo, los Monzones casi no llegaron y prácticamente no llovió. Este año, en cambio, las lluvias monzónicas han sido muy intensas y constantes. Las primeras aguas, al no encontrar suficiente drenaje formaron cabezas de agua imprevistas que destruyeron todo lo que encontraron a su paso.

En Pakistán la gente está acostumbrada a las tragedias y a las dificultades. Sólo para recordar las últimas: el catastrófico terremoto del 2005 con alrededor de 75 mil muertos; los 220 atentados suicidas de los últimos 3 años con 3500 víctimas y miles de heridos; la guerra de los militares del 2009 para contrarrestar la avanzada de los Talibanes en algunos valles de montaña con el consecuente éxodo de 2 millones de personas; la falta de electricidad por varias horas al día; la alta inflación que afecta sobre todo a los pobres, la inestabilidad política y económica, etc.

Sin embargo este desastre natural es quizás el mayor de todos, al menos como dimensiones y personas involucradas. Algunas estadísticas para dar una idea de la gravedad de la situación:  en los  primeros días de los aluviones  hubo alrededor de 1600

 

José Antonio Sánchez

víctimas. Después las lluvias cesaron y la situación mejoró un poco, pero alrededor de 4 millones de personas han tenido que abandonar sus casas para salvar su vida. Muchos han perdido todo lo que tenían, incluso la casa. Otros conservan la casa pero el agua hizo que se pudrieran todos los muebles. Las Naciones Unidas hablan de 20 millones de personas involucradas, alrededor del 12% de la población total del país.

En los primeros días de los aluviones se cayeron 91 puentes, muchos kilómetros de carretera, 893 mil casas están destruidas o gravemente dañadas, han caído los albergues que estaban cerca del río. 700 mil hectáreas de cultivos quedaron destruidas, al igual que el 80% de las reservas de comida y el 80% del ganado de cría murió. Las comunicaciones son muy difíciles, se estima que a 6 millones de personas no les ha llegado ayuda porque los helicópteros a disposición no son suficientes.

En este momento están muy preocupados por la suerte de 3 millones de niños: si no tienen acceso pronto al agua potable y a medicinas, se corre el riesgo de graves epidemias que afectarán sobre todo a los más pequeños. En especial en una situación como ésta se le teme mucho al cólera.

En tanto las aguas están bajando hacia el sur, a lo largo de los 1200 kilómetros del Indo que desemboca en Karachi, para hasta llegar al Océano Índigo. Hoy día los desbordamientos avanzan y ya han inundado cientos de aldeas. Se han preparado algunas protecciones, pero a menudo la fuerza del agua el tal que los diques y las barreras son insuficientes.

Para quien desea información más detallada la puede ver en Reliefweb.int (en inglés)

 

Información en italiano...