Conferencia-coloquio: Diálogo a 360º. "El diálogo como modo de vida"

Caravaca de la Cruz 23 de octubre de 2013

La actividad se llevó a cabo en el Centro de Formación, Empleo e Igualdad de Caravaca de la Cruz; entre los participantes había personas de ámbitos muy diferentes, educadores, psicólogos, periodistas, funcionarios municipales, jubilados, comerciantes, amas de casa, orientadores y políticos (Carmen Ruiz Mulero, concejal de Promoción Social, Educación y Familia en el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz). Los temas seleccionados para la Mariápolis de 2013 fueron la base documental para preparar la presentación de la charla - coloquio que estuvo a cargo de Antonio Zaragoza que contó en algunos momentos con algunas aportaciones de Juan Fernández.

Tras la presentación se abrió un prolongado turno de intervenciones en el que muchas de las personas presentes aportaron sus reflexiones sobre el tema y sus impresiones sobre este diálogo a 360º que se proponía. La mayoría manifestó su intención de continuar participando en actividades de este tipo y facilitaron sus datos para ser convocados. En esta ocasión, las invitaciones al acto fueron 'personales' y se realizaron en el entorno de las personas que están participando desde el año pasado en el grupo de la Política de Humanidad Nueva.

Resumen

Diálogo a 360º en imágenes

 

 
 
 

RESUMEN DE INTERVENCIONES EN LA CONFERENCIA-COLOQUIO DIÁLOGO A 360º.

El diálogo como modo de vida

- Para iniciar el diálogo es necesario tener en cuenta las expectativas que se te plantean ante la persona o grupo con quien vas a dialogar. Es importante este “arranque”.

- Después de escuchar estas reflexiones, me planteo ¿Cuál es mi predisposición ante las relaciones con los demás? , porque veo imprescindible tener una nueva predisposición ante un nuevo “campo que se abre”, ante las relaciones que tendré en lo sucesivo.

- Me ha quedado una idea: El diálogo sin amor, no existe, es imposible.

- He comprendido que hay unas claves indispensables para el diálogo:

* Lo mismo que acepto a los demás que son físicamente distintos a mí, debo aceptar que tampoco lo son ni síquicamente ni en cuanto a ideas.

*Para establecer este diálogo es necesario “bajar las defensas y abrir las puertas” como dice el papa Francisco.

*Y por último tratar a los demás como a mí me gustaría que me tratasen. Saber escuchar.

- Hacer el vacío me parece muy importante. Es decir, no ir por delante con mis ideas. Esto lo veo factible en mi vida personal pero me cuestiono como pueden caer las barreras en la vida política. Siento impotencia.

- Para poner en práctica estas ideas es necesario salir del “yo” e ir hacia el bien común, ir hacia el hombre, ir hacia nuestra tierra.

- Hacerse uno me parece muy importante. Lo veo fácil en la vida de familia y con amigos, pero muy difícil ante personas desconocidas o que no me caen bien.

- El diálogo así planteado es válido a nivel familiar. Es más, lo veo fácil, pero a nivel laboral y político es imposible. En estos medios prevalecen los intereses. El diálogo lo veo como un medio útil para aprender y respetar pero en política los intereses políticos predominan.

- Vivimos en una sociedad conectada universalmente a nivel planetario con tantos medios pero me doy cuenta que adolece de falta de diálogo. Creo que es importante sembrar y cultivar esta semilla que hemos escuchado esta noche para mejorar esta sociedad.

- En esta sociedad lo que predomina es ganarle al adversario por K.O. Pienso que a partir de ahí podemos ir bajando el nivel hasta llegar a la propuesta de diálogo que se hace amor que hemos escuchado. Hay bastante margen para intentarlo. A partir de hoy podemos “someternos a la báscula” para disminuir el peso de nuestro yo poco a poco e ir creciendo en las relaciones positivas con los demás.

- Además de lo que se ha dicho quiero resaltar la importancia de la oración, es decir de pedir a Dios que intervenga. Personalmente me siento incapaz de crear espacios de diálogo como los que se proponen, pero sí creo que la oración ayuda, es más, lo he experimentado en vida cotidiana. Las dificultades que me surgen en la relación con los demás muchas veces se resuelven con la oración.

- Es necesario tener clara la intención y además mostrar interés por comunicarse. Me refiero que a hay que tener claro estas premisas para entablar un diálogo, pero el diálogo se completa cuando la intención está en ambas partes.

- Quiero resaltar que la empatía es un valor importante a la hora de establecer un diálogo con los demás.

- En nuestra cultura actual prima la cultura del consumismo y del egoísmo. Para poder establecer este tipo de diálogo se hace necesario dar un vuelco a esta cultura actual. Es necesario invertir en una nueva cultura del diálogo y del compartir. Es un reto para nuestros políticos pero también para cada uno en su ambiente.

- Yo pienso que hemos nacido para el diálogo. Podemos verlo desde distintos puntos de vista: por amor, por respeto… y aunque a veces nos parezca imposible no hay que perder la esperanza.

- Quiero decir que un enemigo del diálogo es la prisa. Hay que alejar el sentimiento de prisa de nuestras relaciones y lo único que he experimentado es que viviendo el momento presente he aprendido a discriminar mejor el tiempo y a mejorar mis relaciones personales.

- Yo quisiera decir que lo que debemos llevarnos hoy de aquí como conclusión sería: ¿Qué es lo que puedo hacer yo? Porque lo que hace el otro no lo domino yo, pero yo puedo hacer mi parte. Esta pregunta, pienso que deberíamos hacérnosla cada uno antes de partir para ponerla en práctica en nuestra vida.

- Yo también me pregunto: ¿qué me llevo? Me llevo una actitud nueva ante el diálogo. He aprendido unas reglas de juego. Sobretodo he comprendido que el silencio es muy importante para que el otro hable. Y en cuanto a la actividad política quisiera decir que aunque hay muchas dificultades, la principal actitud que hay que tener es la de la responsabilidad y a partir de ahí hacer lo que se pueda.

Impresiones después de la conferencia-coloquio:

* "Yo había estado en un Mariápolis y para mí ha sido recordar aquella experiencia vivida hace muchos años, recordar el ambiente... Participaré en otras actividades que se puedan organizar".

* "Hemos estado muy bien, en el ambiente se respiraba algo 'sobrenatural' aunque se hablaba del diálogo se percibió 'algo más' entre todos los que hemos participado".

* "Me ha sorprendido el respeto con el que se ha desarrollado la reunión, nadie ha interrumpido, cada uno que hablaba lo hacía con ganas de aportar pero sin tratar de imponer sus ideas".

* "No dejéis de invitarme a lo próximo que preparéis".

* "Tengo un carácter muy fuerte, me ha gustado la propuesta que se ha lanzado de cuando nos volvamos a ver comprobemos cuánto hemos 'adelgazado' nuestro yo para dejar espacio al otro".

* "He estado a gusto, no he participado en aportar mis ideas, pero me ha gustado, es verdad que en ocasiones con la 'prisa' y las cosas que tenemos que hacer o preparar se nos olvida lo esencial en las relaciones con las personas".

Caravaca de la Cruz 23 de octubre de 2013.