Acto por el V aniversario del fallecimiento de Chiara Lubich

"La aportación a la cultura del Carisma de la Unidad"

Ángel Bartol responsable del Movimiento de los Focolares en la Ciudadela "Castillo Exterior" (Las Matas. Madrid) ha participado en el aula de Cultura de Cajamurcia en el acto cultural organizado con motivo del V aniversario del fallecimiento de Chiara Lubich, fundadora de dicho Movimiento.

El título de la conferencia ha sido: "La aportación a la cultura del Carisma de la Unidad".

Junto a Ángel Bartol, ha intervenido don Alfonso Guillamón, canónigo y Prefecto de Música Sacra y Organista Titular de la Catedral de Murcia, desarrollando un concierto con obras de Chopin y Mendelson entre otros.

Al acto han asistido unas ciento sesenta personas que han seguido atentamente las palabras de Ángel Bartol quien se remontó a los inicios de la Segunda Guerra Mundial en Trento, momentos en los que se desarrollaron unos hechos que dieron inicio a un nuevo carisma en la Iglesia.

"En 1943, cuando Europa vivía los años más oscuros de su historia, por la violencia y el odio del segundo conflicto mundial, en una pequeña ciudad del norte de Italia, Trento, Chiara Lubich, una joven maestra de poco más de 20 años, junto a otras chicas, bajo los bombardeos que destruían todas las cosas, descubrieron en el Evangelio aquellos valores del espíritu capaces de reconstruir en el hombre su verdadera dignidad y recomponer la familia humana en la fraternidad y en la unidad".

Nació así el Movimiento de los Focolares, una corriente de renovación espiritual y social que, rápidamente, se difundiría primero por toda Italia, después Europa y los demás continentes. A España llego a finales de los años 50, a Murcia a principios de los 60 y a Aljucer en el año 73 con la llegada de don Francisco Sánchez Abellán a la parroquia.

"A lo largo de estas siete décadas, el Carisma de la Unidad ha inspirado iniciativas de diálogo en todos los ámbitos sociales. Diálogos que se han caracterizado por la reciprocidad con el mundo de la cultura en sus variadas expresiones, en sus diferentes disciplinas: la política, la economía, el arte, la comunicación social, la pedagogía, la psicología, la sicología, la medicina, el derecho, la arquitectura, la ecología, el deporte".

Ángel continuó su disertación explicando la organización de estos diálogos y su incidencia en el mundo. Habló de la expansión de esta "cultura de la unidad" y de los reconocimientos académicos y sociales recibidos.

Don Alfonso intervino en dos ocasiones para expresar con la música su experiencia espiritual y cómo ha incidido en su alma de artista el carisma y la cultura de la unidad.

Al final del acto hubo un coloquio con los asistentes que ayudó a comprender mejor esta cultura del diálogo en la diversidad y su incidencia social en el terreno político y económico.

   
     
   
     
   
     
   

ENTREVISTA A ÁNGEL BARTOL

1. En primer lugar queríamos preguntarte por la acogida que has tenido en Murcia. ¿Has encontrado un público sensible a esta cultura de la unidad?

La acogida ha sido estupenda, cálida (a pesar de la lluvia) y amigable. He tenido ocasión de estar con muchos amigos, algunos de los cuales no veía desde hacía años. Creo que el público que ha asistido a este sentido acto en recuerdo a Chiara Lubich, era sensible a la cultura de la unidad que nace de su carisma. En realidad, todos los hombres y mujeres son sensibles a este carisma, porque todas las personas son sensibles a la unidad. Es una dimensión que todos llevamos dentro, como todos llevamos dentro la dimensión individual, el ser alguien distinto del otro, pero alguien que se realiza en la donación al otro, en la comunión.

 

Iñaki Guerrero

Por otro lado, me parece que entre las gentes de Murcia esta realidad de ser familia, de ser afables y acogedores, demuestra que la dimensión comunitaria está presente, que es una realidad viva y cotidiana, a pesar de la grave situación social que se vive.

2. Puedes explicarnos qué tiene de característico ese diálogo del que nos has hablado, en el Movimiento.

El diálogo del que hemos hablado, también como método de interacción cultural, está basado en la reciprocidad. El contacto con culturas distintas significó para Chiara –y significa hoy para nosotros– la necesidad de entrar en diálogo profundo con las personas portadoras de una cultura determinada. En cada cultura hay siempre parte de verdad. Este diálogo, animado por la espiritualidad de la unidad, se nutre del deseo de dar espacio al otro para que se manifieste todo lo positivo que hay en el otro, y en consecuencia, también en la cultura que él tiene.

Este diálogo nos permitirá seguir elaborando un pensamiento y una doctrina en los distintos campos (economía, pedagogía, ciencia, política, arte, sicología, medicina, derecho, arquitectura, deporte…) inspirados en el paradigma de la unidad. Éste no quiere decir unicidad, más aún, es un diálogo plural con todos los pensamientos, las ideas, las perspectivas, de ayer y de hoy. Es un dialogo que quiere dar una aportación de vida y sabiduría

3. En el desarrollo del Movimiento hemos visto que Chiara entabló relaciones ecuménicas, con fieles de otras religiones y que además en el Movimiento hay miembros que no tienen una fe determinada. ¿Cómo es posible este diálogo cuando el origen del Movimiento tiene una raíz profundamente cristiana?

Justamente porque la raíz es profundamente cristiana, el Movimiento puede establecer este diálogo a 360º, es decir, en todos los ámbitos humanos y con todo tipo de personas. Para nosotros, el diálogo no es una opción, es un método, es nuestra manera de "hacernos uno" con todos, de entrar en relación profunda, sencilla, desinteresada y fraterna con todas las personas. El Papa Juan Pablo II, en ocasión del 60º aniversario del Movimiento, en una carta dirigida a Chiara nos llamaba "apóstoles del diálogo", justamente porque es una vía privilegiada para la unidad.

4. Durante la conferencia has mencionado el término inundaciones para expresar la difusión de esta cultura en los distintos ámbitos de la sociedad. ¿Podemos decir que esta cultura está ya enraizada en este mundo?

Para que una corriente espiritual sea capaz de ofrecer una cultura propia, característica, nacida del propio carisma, se necesita un tiempo, se requieren años. Además, para que esta nueva cultura sea visible se necesita un instrumento y en nuestro caso este instrumento es el "pueblo de Chiara" que lo encarna y lo ofrece cada vez de forma más comprensible y asumible. Creo que podemos decir, que esta cultura de la unidad ha nacido y ya es visible, basta ver los reconocimientos que la misma Chiara recibió, como los 15 doctorados honoris causa en distintas disciplinas y en los distintos continentes, o la universidad a la que dio vida poco antes de morir, o los cientos de congresos y seminarios que se llevan a cabo en todo el mundo para ofrecer en los distintos ámbitos del saber, la cultura que nace del carisma de Chiara.

Últimamente, los días 14 y 15 de marzo se ha llevado a cabo en la universidad La Sapienza, de Roma, un importante congreso con especialistas de todo el mundo para profundizar en esta cultura. Aún así, creo que estamos todavía en una fase muy inicial o como diría la actual presidenta del Movimiento, María Voce, estamos todavía en una fase "embrionaria".

Ahora se trata de que siga la gestación y lo hacemos con la implicación de cada uno de nosotros.

5. Cómo podemos acercarnos a esta cultura de la unidad. En qué medios de difusión podemos apoyarnos para conocer un poco más esta cultura.

Existen ya publicaciones que ofrecen contenidos inspirados en la cultura de la unidad. Para conocerla mejor, se puede visitar la página oficial del Movimiento (www.focolares.es), las revistas Ciudad Nueva y las publicaciones que la misma editorial produce, con particular atención a las de Chiara Lubich, o bien adentrándose en las distintas "inundaciones" a través de la misma página web.

De todas formas, creo que el "instrumento" por excelencia para conocer esta cultura de la unidad son las personas que viven la espiritualidad de la unidad, que viven y testimonian el carisma de Chiara.

6. Gracias. Nos hemos quedado con ganas de invitarte a Aljucer. Esperemos que en una próxima ocasión sea posible.

Pues es un deseo recíproco, pues también yo desearía conocer mejor a las gentes de esta rica y luminosa tierra murciana, y como no Aljucer. No pongamos límites y dejémonos sorprender.

 

 

IMPRESIONES

Entre las muchas impresiones de agradecimiento sobre el acto hemos escogido esta de Manolo de Archena y de José Antonio de Aljucer.

Con respecto a la conferencia de Ángel diría:

El Movimiento de los Focolares, nació como respuesta, como solución a un gran problema que era la guerra. El Espíritu da soluciones siempre en los momentos de necesidad.

Dios por su amor creo esta esperanza, Chiara entendió que tendiendo puentes de comunicación, creamos y fomentamos la fraternidad.

No se puede defender un castillo a puerta cerrada, es estéril, pues no comunicamos nada y no necesitaríamos a nadie y seriamos no permeables. La manera de conquistar seria amando al prójimo y demostrándole que no estamos plenos y lo necesitamos. Decirle que tienes algo que yo necesito es amar al prójimo y necesitarlo como a mi mismo, te convierte en un terreno permeable que se riega y que da fruto.

Este fruto es la Obra de María, que describe, como irradia Dios, el amor, y se hace presente en este mundo.

Por otro lado, con respecto a las piezas musicales escogidas:

Todo gran acontecimiento tiene una banda sonora. La aportación a la cultura del Carisma de la Unidad", es un don del Espíritu, pedido y otorgado.

Los Preludios de Chopin me describían, la grandeza de una Obra magna, muy grande. Como sabemos una creación tan grande, tiene un comienzo lento, suave y acogedor: Se estaba gestando el movimiento Focolar, como una criatura del Espíritu Santo.

Las Romanzas de Mendelssohn, avivan esta gesta, primero tímidamente, luego firmeza. La criatura esta en desarrollo y se palpa el afecto del amor trinitario. Esta nueva forma de renovación y compromiso espiritual ya camina.

Gabriel Fauré, entiende como nadie y a su manera la elección de esta mujer y madre de Chiara, como ha elegido desposarse con Cristo. El Abandonado colma su anhelo y la hace Madre para atraer al amor a todos sus hijos que somos nosotros y los que vendrán.

Los Espirituales afirman esta alegría, el nuevo Movimiento: Dinámico, alegre… que de cara a ser eternos nos da la vida en la Unidad.

Manolo

 

Para mí, fue una parada en un área de descanso, cuando vas por la carretera y deseas "ver" el paisaje desde un mirador en lo alto: siempre verde, bonito, precioso,… que según la época en que haces la parada, te parece más bonito todavía, aunque cambien las tonalidades.

Para quien conocemos la carretera y el paisaje, nos parece por momentos igual, pero son sólo apreciaciones superficiales, quizás apresuradas y siempre injustas con la belleza.

Para quien va de nuevo por esta carretera, siempre puede ver sólo aquello que le interesa, unos árboles, el rio, aquellas casitas al fondo… pero es suficiente para quedar extasiado por la belleza del conjunto.

Resumiendo: un momento digno, para presentar un grandísimo Ideal. Tres presentadores, muy adecuados para el momento, y un muy equilibrado programa para dejar en los espectadores el deseo de querer saber más.

Y todo con algunos imprevistos inconvenientes, incluida la lluvia, por muy deseada que sea para Murcia.

 

José Antonio Sánchez