Chicos por la unidad en Albacete

Junio de 2012

A finales de junio José Antonio y yo acudimos a un campamento en Albacete muy especial. Solo éramos once pero la convivencia y el mensaje fue extraordinario. Junto a nosotros dos de Aljucer el resto eran de Murcia, Cartagena y Albacete de edades entre los 9 y los 16 años.

Al principio pensamos que éramos pocos pero dijimos: ¡No importa! ¡Podemos pasarlo igual de bien que si fuéramos muchos!

Enseguida se vio el fruto, porque la relación que se creó fue estupenda. A las pocas horas de vernos parecía que nos conocíamos de siempre. Podíamos decir que parecíamos una familia por todos colaboraban en lo que podía: la limpieza de las mesas, fregando platos, poniendo manteles… y todo con alegría a lo largo de todo el encuentro.

Tanto es así que la cocinera dijo nunca había visto un grupo como éste. La habíamos conquistado. Ella solía comer sola y el último día la invitamos a comer con nosotros y aceptó con mucho gusto y nos hicimos fotos con ella durante la comida. Fue una experiencia de verdadera familia.

Hicimos un concurso como hacen en la tele sobre preguntas del Ideal y del evangelio. Se hicieron dos grupos y fue muy bien. Aprendimos muchas cosas nuevas.

Vinieron dos familias y nos contaron como era la vida de familia cuando se pone en práctica el evangelio y el Ideal. Escuchaban muy atentos a todo.

También se habló de otros temas. Fue muy interesante hablar de economía y de la crisis.

También hablamos de sexualidad con los más mayores mientras que con los pequeños se hablaron de otros temas.

Jugamos mucho, especialmente al fútbol y al practicar el deporte se veía que había un clima muy bonito. Se compartía el balón se celebraban los goles tanto los propios como los del contrario.

En fin una convivencia estupenda de la que hemos aprendido mucho y que queremos comunicar a muchos chicos de Aljucer.

Francisco Zambudio