Juan Vicente Gil

Carta abierta a Buenafuente

En esta ocasión vamos a dar cabida en nuestra página a un buen amigo de Aljucer y de ACLF: Juan Vicente Gil. Su vida de compromiso en lo social, en el trabajo, con su familia y con tantas familias necesitadas, es para todos nosotros un estímulo. Hoy queremos poner en evidencia, no su vida personal, de la que es muy celoso y de la que le gusta poco hablar, sino una carta abierta al presentador Buenafuente.

De ella destila un fuerte compromiso con la Iglesia y con todos los que trabajan silenciosamente cada día en su nombre por los necesitados. Ha sido publicada en varios periódicos y ha sido apertura en el programa El Espejo de la COPE de Manuel María Brú.

Enlace: http://blogs.cope.es/diosesprovidente/2010/11/16/carta-abierta-a-buenafuente/

 

Juan Vicente

Carta abierta a Buenafuente:

Buenafuente, creo que como persona libre que eres, tienes derecho a expresarte como mejor creas, pero solo te diré una cosa, si algún día te encuentras, Dios no lo quiera, en una situación límite, en el lodazal.., ¿quién crees que será la persona o entidad que te acogerá? No creo que sean los grupos progresistas, de uno u otro signo, no serán los grupos voceros anticlericales, ni serán quizás las instituciones oficiales, sean también del signo que sean, más bien creo que será una persona anónima comprometida con toda persona necesitada que pase a su lado y que jamás tendrá en cuenta las veces que por intereses de la cadena para la que trabajas, la has despotricado, insultado, vilipendiado. Esta persona se refleja en miles, acaso cientos de miles o quizás millones de personas, que con su pequeña aportación son capaces de mantener instituciones de las que por intereses de la cadena a la que sirves no te atreves a realizar un estudio serio y veraz de su amplio abanico de trabajo y calado social.

No quiero entrar a exponer el trabajo de las miles de personas que lo dejan todo y se van a servir a los últimos, sin distinción de ningún tipo, llegando si es necesario, a dar la propia vida por ellos.

Pero lo que más deseo de un presentador-comunicador como tú, es que demuestre su valentía o mejor su sentido de la verdad y realice un reportaje sobre lo que esa iglesia a la que atacas, recibe del estado y lo que da al estado, si el saldo no sale a favor del estado, delante de ti me quitare la gorra o el sombrero, aunque creo que con la excusa de que tu programa no es el más adecuado para este menester, esconderás tu ser mercenario al servicio del señor don dinero.

Si en algo me equivoco, no dudare en retractarme y pedir perdón, algo que de todo corazón me gustaría tener que hacer.

Que para bueno o para malo, mejor para bueno, te guarde Dios, el destino o lo que sea muchos años dándote la mayor felicidad posible.

                                                                                                                          Atentamente

                                                                                                                        Juan Vicente Gil